Eduardo Rivera levanta la mano para sustituir a Marko Cortés en dirigencia del PAN

Eduardo Rivera, candidato albiazul que perdió la gubernatura de Puebla frente a Alejandro Armenta (Morena) en la pasada elección, se pronunció hoy por competir por la dirigencia nacional del PAN.

El anuncio lo hizo en una reunión convocada por el alcalde de Puebla, Adán Domínguez, quien lo suplió en el cargo cuando pidió licencia para competir en la elección estatal.

Rivera detalló que se ha reunido con Adriana Dávila, Damián Zepeda y Jorge Romero, quienes también han anunciado su aspiración a dirigir su partido, pero no dio detalles de los temas que trataron.

Por otro lado, propuso trabajar por la unidad y hacer que el PAN represente una oposición responsable y fuerte en el país.

«Lo que la sociedad está esperando de Acción Nacional y de la oposición es una actitud positiva a futuro, es una actitud responsable y una actitud de construir realmente una institución unida, que haga una oposición responsable y fuerte ante la situación que vivimos en el país», aseguró.

Dijo que esperará a que su partido marque los tiempos para la elección de la dirigencia nacional, pero antes debe haber un período de análisis entre los candidatos a suceder a Marko Cortés.

«Ellos están trabajando en este proyecto, y yo espero también que los contendientes, tanto Jorge, Adriana y Damián, o quiénes se anoten, que pueda haber este espacio, primero de análisis, de participación, y luego ya después de contienda, y que también en este espacio de análisis y en la propia contienda haya este ingrediente de respeto, de tolerancia», expresó.

Con información de El Universal