Falta de lluvias podría prolongarse hasta finales de julio: Investigador

La falta de lluvias en el estado de Chihuahua podría continuar hasta finales del mes de julio, mientras que las temperaturas calientes prevalecerán, por lo que el ciclo agrícola presente sufrirá, pronosticó el Máster en Ciencias Mario López Pérez, quien impartió una conferencia magistral en la Facultad de Ciencias Agrícolas y Forestales.

Entrevistado previo a su ponencia, titulada “Sequía, planes de riego y tratado de 1944”, Mario López compartió que el panorama no es nada halagador para el estado y la región, porque las condiciones de sequía continuarán hasta bien entrado el verano.

“Vamos a seguir teniendo una falta de lluvia importante hasta mediados de junio o principios de julio, julio fines, es decir, vamos a tener mucha temperatura, mucho evo transpiración. Evidentemente el ciclo agrícola actual va a sufrir y el próximo ciclo agrícola no se ve nada positivo”, vaticinó el conferencista.

López Pérez señaló que es alta la posibilidad de que el próximo año no haya suficiente agua, aclarando que este 2024 sí lloverá, pero no en la cantidad ni en la oportunidad que los habitantes de la región, sobre todo los agricultores, desean.

Por lo anterior, el investigador predijo que el próximo ciclo no será posible regar toda la superficie agrícola en el Distrito 005. Señaló que el siguiente ciclo podría ser igual de restringido en cuanto al número de hectáreas con riego o incluso peor.

También, derivado de la sequía prolongada, será complicado que México pueda cumplir con el Tratado Internacional de Aguas de 1944. Mario López recordó que hay un retraso en la entrega del volumen de agua desde hace dos años a los Estados Unidos.

Ante el panorama tan adverso, el entrevistado consideró que la ciudadanía debe sensibilizarse de las condiciones de estrés hídrico que afectan hoy a la entidad y que van a continuar.

Vía: El Heraldo de Delicias

“Es decir, digamos que esta es la nueva normal a la que nos tendremos que enfrentar. Eso por un lado. Primero sensibilizarnos y entender que los días de bonanza ya no van a ocurrir, y en segundo lugar, que tenemos que hacer acciones para acostumbrarnos a esta nueva condición”, sentenció.

Por último, ilustró que en el futuro cercano ya no será posible el riego rodado (por canales y surcos) en la agricultura, por lo cual es necesario tecnificar y la forma en cómo se gestiona el recurso hídrico, además de pensar en otras formas para producir alimentos.