La NASA detecta extrañas estructuras en la atmósfera que podrían dañar señales de radio y GPS

Estas formaciones están compuestas por partículas cargadas en una capa alta de la atmósfera conocida como ionosfera, que es la capa a partir de la cual el planeta se encuentra con el espacio y que permite que las señales de radio viajen largas distancias.

Pareciera que la Tierra estuviera tratando de enviar mensajes a otros planetas sin darse cuenta, recientemente, la NASA descubrió enormes formaciones en forma de letras como X y C desde el espacio.

Estas formaciones están compuestas por partículas cargadas en una capa alta de la atmósfera conocida como ionosfera, que es la capa a partir de la cual el planeta se encuentra con el espacio y que permite que las señales de radio viajen largas distancias.

Como si se tratara de una “sopa de letras”, descrita de esta forma por la agencia espacial, podría potencialmente interferir con estas señales de comunicación y navegación, afectando las operaciones en la Tierra.

De acuerdo con los expertos, las formas fueron detectadas por el satélite de Observaciones a Escala Global del Limb and Disk (GOLD) de la NASA, lanzado en 2018, revelaron formaciones inesperadas en forma de C y X en una capa electrificada de gas muy por encima de la ionosfera.

“Sus sorprendentes apariciones demuestran que tenemos mucho que aprender sobre la ionosfera y sus efectos en las señales de comunicación y navegación que pasan a través de ella”, escribió la NASA en un comunicado.

Estas formaciones se extienden en una región descrita como «la interfaz dinámica de la Tierra con el espacio”, de aproximadamente entre 80 y 640 kilómetros sobre la superficie del planeta.

La ionosfera se carga eléctricamente durante el día cuando la luz del sol llega al planeta y su energía arranca electrones de los átomos y las moléculas. Esto crea una “sopa” de partículas cargadas, conocida como plasma, que permite que las señales de radio y GPS viajen largas distancias.

La NASA explica que estas crestas se fusionan para formar una X cuando se ven desde el espacio, similar a la forma de los cromosomas que se encuentran en las células humanas.

Estas formaciones alfabéticas ya se habían observado antes, sin embargo, ahora el GOLD las está encontrando en un área donde los científicos no las esperaban, por lo que concluyeron que sus hallazgos podrían desempeñar «un papel crucial en el desarrollo de la capacidad de predicción del clima espacial».