Pasará su vida en la cárcel tras dejar morir de hambre a su bebé

Las autoridades de Italia, dieron a conocer que condenaron a cadena perpetua a una mujer que dejó morir a su bebé de un año y medio. La mujer dejó que la niña muriera de deshidratación y hambre.

En el 2022, la mujer conocida como Alessia Pifferi, fue arrestada luego de que se diera a conocer que había asesinado a su bebé de un año y medio tras dejarla sola por una semana sin agua ni comida.

Según comentan, la mujer dejó sola a la bebé del 14 al 20 de julio para ir a la casa de su pareja, dejándole a la bebé un par de biberones y unas botellas de agua. Le cambió el pañal, le dio gotas “calmantes” y luego la dejó encerrada en la casa.

«Sólo la dejé sola un par de veces, no recuerdo cuántas. Me preocupaba dejarla, así que le dejé dos botellas de leche y dos botellas de agua. Tenía muchos temores, incluso si ella podría beber, pero pensé que la leche era suficiente», dijo la mujer durante su juicio.

Comentó que cuando vio que no se movía, intentó reanimarla e incluso le pidió ayuda a unos vecinos, pero no logró hacer que la bebé respondiera. Tanto los paramédicos como la autopsia confirmaron que la pequeña había muerto por deshidratación y falta de comida.

La abogada de la mujer alegó que esto lo hacía porque tenía una vida muy dura y una prueba en la que afirmaba que Alessia tenía un coeficiente muy bajo por lo que no entendía lo que hacía.

Sin embargo, cuando se le hicieron nuevos estudios, descubrieron que su cabeza estaba “en orden” y por ello, se condenó a la mujer a cadena perpetua por el crimen de homicidio voluntario agravado por la muerte de su hija de 18 meses.

La fiscalía también abrió una investigación en contra de la abogada de la condenada y las psicólogas de la cárcel para dar a conocer si manipularon los exámenes psiquiátricos de Alessia o no.